atardecer entre viñas ximo y dani

5 generaciones con el Moscatel de Alejandría

La historia de Uvas Cabrera se remonta a la segunda mitad del siglo XIX. Todo empieza cuando Vicente Cabrera Baydal, transportista de la época con carros y animales, recauda dinero para cumplir su sueño, comprar una finca. Ésta situada en la partida del Quisi, más tarde pasaría a ser la afamada Casa de Cristina, destinada a trabajar la pasa y la almendra que Vicente vendería en el puerto de Dénia donde más tarde sería embarcada hacia Inglaterra.

 

Vicente tuvo seis hijos y fue el quinto, Joaquín Cabrera Ausina quién al casarse cogiera el Hostal de Benissa que estaba en el carrer Nou. Por él pasaron cientos de compradores que venían al pueblo de Benissa a adquirir moscatel. Y de todos ellos, fue la amistad de José Sanchís de Picassent quien convenciera a Joaquín para dedicarse seriamente a la compra-venta de la uva de moscatel.

Pasado un tiempo, Joaquín decidió dejar el hostal y empezar a hacer uva junto a la actividad de corredor, vendiendo todo el producto en el mercado de Dénia. Junto con la ayuda de sus dos hijos, Vicente y Teresa Cabrera Sala, que desde muy jóvenes se involucraron en el negocio familiar.

Con el tiempo, el negocio fue prosperando y es sobre los años 50 cuando la familia compra su primera furgoneta para comercializar moscatel fresco más allá de los pueblos colindantes de Benissa, concretamente en el mercado mayorista de Valencia. Aunque, pasados dos años dicho mercado empiezó a decaer y por subsistencia la familia decidió abrir una tienda en Benidorm de productos agrícolas, dónde trabajarían Vicente y Teresa.

 

 

En ella vendieron preferentemente sus uvas moscatel tanto a minoristas como a mayoristas. Pero al casarse los dos hijos tuvieron que abandonar el negocio, pero en el caso de Vicente durante muy  poco tiempo dado que volvió con la idea de llevar la uva moscatel a mercados más grandes como Barcelona y Madrid. Y posteriormente en Murcia, Orihuela y Novelda en el Vinalopó.

A raíz de la nueva visión de Vicente, la empresa alquiló otra propiedad hasta que en 1973 montaran el actual almacén en la calle Lluís Vives de Benissa. La familia vio como sus beneficios crecían, por lo que decidieron invertir en la compra de tierras más allá de la Marina Alta, en Hondón de las Nieves, una comarca del Medio Vinalopó y conocida como el “ valle de las uvas ” y  por su embolsado de uva.

En este momento, Ximo y Mº Francisca, la cuarta generación familiar, empiezan a ayudar en la época estival y desde 1995 toman el relevo de Vicente, trabajando codo con codo en el negocio y constituyendo Agrícolas Hnos. Cabrera S.L.. Gran parte del producto que comercializaban ya provenía de la cosecha propia, por lo que compraron un segundo almacén en Novelda para trabajar el producto de la comarca del Vinalopó.

 

atardecer entre viñas ximo y dani

 

Actualmente, Ximo y su hijo Dani Cabrera dirigen el negocio. Cuarta y quinta generación, a día de hoy trabajan en nuevas líneas de negocio enfocadas a la producción de derivados de la uva de Moscatel. Siendo 2016 un año clave para la empresa con la comercialización de su primer vino “Ximo Cabrera” un moscatel seco que en menos de un año ha sido capaz de agotar existencias.

Información extraída de  de la presentación en la XI edición de los premios “Benissa es Qualitat” donde se les galardonó a la  trayectoria  empresarial
Benissa 2014